Fines del Instituto Internacional de Biodanza

Los fines de el Instituto Internacional de Biodanza (IIB) están centrados en recuperar la esencia de los seres humanos para que surja el talento a través del desarrollo sistemático y consciente de nuestras cualidades innatas, naturales y auténticas.

Estos fines marcan los principios de actuación del IIB, que están basados en los valores de coherencia, impecabilidad, compromiso, conciencia, honestidad y respeto.

  1. Transformar las creencias aprendidas limitantes, los programas y patrones que tenemos en nuestro subconsciente, los cuales condicionan la forma en la que percibimos la realidad y limitan las alternativas de vida, por nuevas creencias, habilidades, competencias y capacidades que nos permitan darle la forma que queramos a nuestra existencia.
  2. Mejorar la preparación de las personas particulares, líderes de grupos, emprendedores, deportistas y profesionales que deseen trabajar su desarrollo personal y profesional.
  3. Contribuir a optimizar las capacidades del autoliderazgo, el liderazgo y la conducción de equipos en empresas, clubes deportivos, organizaciones sociales y culturales, asociaciones, fundaciones y entidades en general, a través del desarrollo de la identidad personal y del refuerzo de la marca corporativa para servir y guiar en óptimas condiciones a hombres y mujeres hacia un propósito común mediante la generación de confianza.
  4. Potenciar la inteligencia intracorporal para que las personas conecten consigo mismas, se mantengan equilibradas y tengan un acertado control de sus emociones.
  5. Impulsar la inteligencia intercorporal para conocer los sentimientos, las emociones, intenciones y reacciones de los otros, con el fin de facilitar el trabajo en equipo, la interacción, la comunicación y la colaboración bajo un clima positivo de superación.
  6. Posibilitar el trabajo de las capacidades, habilidades y competencias que demanda el nuevo escenario en el que estamos inmersos, tales como la amplitud de miras, el pensamiento divergente, la aceptación de la incertidumbre como parte de la realidad o la gestión del cambio fuera de la zona de confort.
  7. Tomar conciencia en profundidad del nuevo marco de referencia que nos permita interpretar la realidad para poder llevar a cabo las transformaciones que deseamos en nuestra vida.
  8. Aprender a movernos en el paradigma cuántico y ser conscientes del poder creador que tenemos.
  9. Potenciar las habilidades innatas que cada persona posee para que emerja la mejor versión de nosotros.
  10. Alcanzar el correcto dominio emocional de las relaciones que establezcamos en todos los ámbitos de nuestra vida con el fin de que sean positivas, duraderas y sanas.
  11. Desaprehender lo aprehendido para elegir las opciones de vida de modo eficaz, dejar de lado el miedo al fracaso e integrar los aprendizajes de los errores.
  12. Mejorar todas las áreas de nuestra vida: pareja, trabajo, finanzas, amistad, autorrealización, saludo, tiempo libre y la familia.
“Alcanzar la plenitud del florecimiento de las capacidades humanas es el sentido y fin de todo desarrollo.”Aristóteles
adminFines