El Sistema Javier de la Sen de Biodanza: un camino hacia el éxito

Todas las personas desean vivir con prosperidad en cualquiera de las áreas de su vida. Todas las personas quieren encontrar a su media naranja o mejorar su relación de pareja, tener amistades con las que compartir los buenos y los malos momentos, sentirse realizadas, reconocidas y valoradas por los demás, tener trabajo y disfrutar de él, ganarse cómodamente la vida desarrollando su vocación, disfrutar del tiempo libre y autorrealizarse.

Cuando esto no sucede como deseamos nos frustramos y llega la tensión a nuestra vida. Una forma de conocer qué está pasando realmente en nuestra vida es trabajar la dimensión corporal.

Para ello, debemos poner la conciencia en cómo nos movemos y nos relacionamos con los demás a través del movimiento. Por extraño que nos parezca, a través de nuestros movimientos y el modo de vincularnos con los demás expresamos todas las actitudes que pueden estar impidiéndonos alcanzar el éxito en cualquiera de las áreas que hemos mencionado.

Desde pequeños se nos graban en las fascias musculares las emociones con que nuestros padres piensan y ven la vida. Si estas emociones son constructivas seremos realmente personas exitosas de adultos. Sin embargo, si estas emociones son destructivas afectarán negativamente a nuestra vida.

El Sistema Javier de la Sen de Biodanza propone una serie de movimientos y ejercicios que sanan la manera en la que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás.

Su práctica continuada contribuye a potenciar el éxito al hacer consciente las creencias limitantes que nos afectaron de pequeños. Los movimientos del Sistema Javier de la Sen de Biodanza son orgánicos y naturales y están llenos de significado existencial y plenitud.

Ser uno mismo es un camino que cada cual debe recorrer, descubrir y alcanzar. Sólo así podemos vivir la prosperidad que nos merecemos en cualquiera de las áreas de nuestra vida. Sólo así nos ganamos el derecho a disfrutar de la prosperidad que nos aguarda. De lo contrario, estaremos instalados en la queja permanente, en el deseo insatisfecho y en la zona de confort limitante.

Cada ser humano vive encerrado en un tipo de prisión que debe de hacer consciente para poder salir de ella y cambiar su vida. Algunas personas consideran que lo único posible en sus vidas es la repetición de lo que ya han vivido; otras creen imposible que vaya a cambiar su vida si no ha cambiado ya; otras creen que para poder cambiar su vida necesitarían del apoyo de sus seres queridos; mientras que otras viven instaladas en la suerte y en la creencia de que no tienen que poner nada de su parte para alcanzar lo que desean.

Con estas creencias inconscientes las personas situadas en cualquiera de estas cuatro prisiones se ven incapaces de hacer nada por transformar sus vidas.

El Sistema Javier de la Sen de Biodanza nos enseña a reconocer las creencias limitantes  que nos aprisionan a través de los indicadores de cada ejercicio, nos muestra cómo movernos en la dirección adecuada para liberarnos de esas creencias y sustituirlas por otras expansivas. De este modo podemos ver la vida desde una nueva perspectiva, podemos permitirnos el cambio y ser dueños de nuestra vida, pues cuando uno cambia por dentro cambia la realidad que le rodea.

Del mismo modo que las creencias de nuestros padres se adhieren a nosotros, nosotros nos adherimos a ellas y las mantenemos inconscientes por fidelidad al sistema familiar. Biodanza nos libera de las creencias erróneas que se nos aferran sin ser conscientes de ello y nos impulsa para alcanzar el éxito en las áreas de nuestra vida que queremos mejorar. Hoy mismo podemos comenzar a caminar hacia el éxito.

Javier de la Sen

Creador del Sistema Javier de la Sen de Biodanza.

adminEl Sistema Javier de la Sen de Biodanza: un camino hacia el éxito

Publicaciones relacionadas