El Sistema Javier de la Sen de Biodanza y el potencial vital

El Sistema Javier de la Sen de Biodanza desarrolla el potencial vital de las personas para que estas aumenten su sensibilidad hacia la vida, tengan fuertes motivaciones para vivir, dispongan de energía suficiente para realizar sus actividades cotidianas y superen las vicisitudes que puedan encontrar aprendiendo a gestionar sus emociones.

Este sistema de Biodanza enseña cómo aumentar el potencial vital. Para lograrlo trabaja con músicas precisas asociadas a movimientos naturales que desarrollan todas las capacidades psicomotrices, ofrece ejercicios que integran mente, emoción y movimiento, ejercicios que favorecen la expresión de los instintos y herramientas para el desarrollo emocional.

La correcta realización de todos estos ejercicios propuestos por el Sistema Javier de la Sen para potenciar la vitalidad mejoran las cualidades físicas básicas como la resistencia, la flexibilidad, la fuerza o la coordinación, y las actitudes internas ante la vida como la toma de decisiones, la apertura a nuevos enfoques existenciales, la capacidad de amar o de poner límites claros.

Los ejercicios pertenecientes al potencial vital están dirigidos a que las personas establezcan vínculos profundos y duraderos entre ellas desde la autenticidad, la confianza y la seguridad con el fin de lograr sanas relaciones humanas alejándose de este modo de la levedad, impermanencia y superficialidad de las relaciones humanas actuales.

Para lograr estos vínculos profundos y duraderos el Sistema Javier de la Sen de Biodanza ofrece multitud de ejercicios físicos para hacer consciente las creencias inconscientes que nos alejan a los unos de los otros, y aprender a gestionar las emociones con el fin de favorecer el desarrollo emocional.

Si el desarrollo emocional no va parejo con el desarrollo de la forma física no podemos hablar de que una persona que tenga una gran forma física tenga una gran sensibilidad por la vida o sea capaz de superar las vicisitudes que la vida le pone delante.

La educación física, los deportes y todas las disciplinas de crecimiento personal deberían acompañar en la misma intensidad el desarrollo físico y emocional de las personas, para que estás pudieran disfrutar de unas óptimas y saludables relaciones humanas.

Javier de la SenEl Sistema Javier de la Sen de Biodanza y el potencial vital

Publicaciones relacionadas