¿Por qué la Biodanza Javier de la Sen funciona tan bien?

Los profesores y profesoras del Sistema Javier de la Sen de Biodanza son profesionales comprometidos con su desarrollo personal y con el de sus alumnos. Por este motivo, ofrecen las clases de biodanza a la medida del grupo, es decir, en base a las necesidades de sus alumnos.

Nuestros profesores analizan el modo en que se mueven y relacionan sus alumnos para adaptar los ejercicios y las músicas de biodanza a ellos, de esta forma transforman las debilidades de sus alumnos en fortalezas y las amenazas externas en oportunidades de crecimiento personal

Al comienzo de cada sesión de biodanza los profesores de biodanza Javier de la Sen escucha atentamente lo que sus alumnos le cuentan en el relato inicial antes de ponerse a danzar. Los comentarios que hacen están referidos a cómo han aplicado los darse cuentas que tuvieron en la sesión anterior al área o áreas de su vida que desean mejorar. Acto seguido en base los emergentes del grupo, es decir, a las necesidades que se repiten cambian o introducen los ejercicios de biodanza que estiman oportunos.

Todos los ejercicios de biodanza están referidos a mejorar el modo de moverse y de relacionarse de sus alumnos para lograr cambios significativos en sus vidas. Es muy importante que los alumnos entiendan para que han de moverse y de relacionarse del modo en que el profesor les indica. Disfrutando de los ejercicios de vitalidad, creatividad, afectividad, de lo masculino, de lo femenino, de la sexualidad y de la trascendencia ponen más conciencia en sí mismos y en la vida.

Los profesores del Sistema Javier de la Sen de Biodanza enseñan a sus alumnos movimientos naturales, orgánicos, sin gestos impostados que conllevan una gran transformación personal, y ofrecen a sus alumnos técnicas para que aprendan a gestionar sus emociones y desarrollen de este modo la inteligencia emocional.

Al acabar la sesión de Biodanza Javier de la Sen, el profesor envía a sus alumnos vía e-mail herramientas de coaching, gestalt y análisis transaccional para que sus alumnos si lo desean reflexionen sobre los darse cuentas obtenidos en las clases de biodanza y apliquen las conclusiones extraídas al área de su vida que desean mejorar. De este modo el profesor acompaña en todo momento a sus alumnos y estos, logran en poco tiempo grandes cambios en su vida.

¿Que mejoras experimentan los alumnos con Biodanza Javier de la Sen?

Los beneficios se experimentan en diferentes aspectos:

  • A nivel motriz desarrolla las cualidades físicas básicas como la flexibilidad, la coordinación, la fuerza y la velocidad, y las destrezas motrices como la agilidad. 
  • A nivel creativo potencia la capacidad de explorar, de innovar, de producir actos artísticos con movimiento naturales, pintura, arcilla, poesía y cantos surgidos desde lo más auténtico de cada persona. 
  • A nivel sexual desarrolla actitudes yin (femeninas) y yang (masculinas) necesarias para el logro de los objetivos personales y la mejora de las relaciones interpersonales. Las actitudes yang que potencia biodanza Javier de la Sen son la toma de decisiones, el valor, la capacidad de arriesgar, la concreción, la fuerza interior y poner límites claros, Las cualidades yin que fomenta son la entrega, la receptividad, la conexión, la ternura, la sensibilidad, el cambio, la vinculación y el saberse cuidar.
  • A nivel afectivo se fomenta la expresión de las emociones y los sentimientos, la propia valoración y la de los demás para mejorar la autoestima y la vinculación con los otros.
  • A nivel trascendente permite la conexión profunda con uno mismo y con la Naturaleza para fortalecer el sentimiento de unidad, de comunión con la Vida y el desarrollo de la intuición.
  • A nivel consciente facilita la liberación de creencias y patrones limitantes, permite hacer consciente lo inconsciente, desarrolla la conciencia en uno mismo, se obtiene un mayor autoconocimiento y la persona se hace más libre para dirigir su vida hacia donde quiere.
  • A nivel emocional las personas aprenden a gestionar sus emociones, a resolver conflictos personales y a desarrollar su inteligencia emocional, dado que todos los ejercicios se acompañan con herramientas de mindfulness, de coaching, de gestalt y de sanación del niño interior.
  • A nivel existencial mejoran las áreas donde las personas pueden tener conflictos. Estas áreas son la pareja, el trabajo, el dinero, la familia, la salud, el ocio y el tiempo libre, la amistad y la autorrealización. El motivo de la mejora es la liberación de las creencias limitantes mediante los movimientos propuestos por biodanza Javier de la Sen, y las herramientas de coaching, gestalt y sanación del niño interior que incorpora este sistema de biodanza.
  • A nivel fisiológico regula la actividad de los órganos internos y potencia sobre todo los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino; de este modo, se reduce el estrés, se evita la aparición de enfermedades y la desaparición paulatina de las que se tuvieran -dado que toda enfermedad es psicosomática- y porque biodanza Javier de la Sen integra mente, cuerpo, emociones y espíritu en cada sesión de biodanza.
  • A nivel psicológico restablece el equilibrio psicosomático, mejora la propia identidad, produce cambios profundos y duraderos en la visión de la vida y las relaciones humanas. 

¿En qué aspectos trabaja la biodanza Javier de la Sen?


Biodanza Javier de la Sen trabaja los siguientes aspectos

El inconsciente

La forma de movernos y de relacionarnos en biodanza pone de manifiesto las creencias limitantes ateridas a las fascias musculares que condicionan la realidad que vivimos, por lo que la realización de movimientos naturales, depurados y llenos de sentido existencial permiten la liberación de las mismas.

La física cuántica

Las emociones asociadas a las creencias inconscientes son transformadas y sanadas por movimientos naturales, depurados y llenos de sentido, junto con las herramientas para la gestión emocional. Esta asociación de factores mejora la realidad que viven los alumnos. 

La gestalt aplicada a biodanza Javier de la Sen

Realizar los ejercicios energetizándonos, contactando con las nueve llaves de esta biodanza, la técnica de los tres momentos, la correcta retirada y el cierre de la vivencia nos permite conectar plenamente con nosotros, elimina tensiones, mejora la comunicación sobremanera, nos aleja de encuentros impostados, vacios y superficiales y permite contactos y encuentros auténticos que elevan la vitalidad, mejoran el sistema inmunológico y favorecen la identidad. 

Biodanza Javier de la Sen trabaja los “darse cuentas

Es decir, el alumno con ayuda del profesor ve con claridad la relación que hay entre su forma de moverse, el significado de su movimiento, lo que le sucede en la vida y el modo en que la vive.

  La neurociencia

Realizar los movimientos integrando mente consciente e inconsciente, movimiento  integrado y emociones produce neuroplasticidad cerebral. Este fenómeno conlleva un aumento de la inteligencia y de la creatividad en las diferentes áreas de la vida. 

El coaching

Mejora las áreas de la vida: trabajo, dinero, salud, familia, pareja, ocio y el tiempo libre, amistad y autorrealización. El movimiento natural, orgánico y con sentido es un todo no separado de las partes. Al trabajar lo corporal integrando mente consciente, mente inconsciente y emociones se desanudan los bloqueos que tenemos en las áreas de nuestra vida. 

La técnica de mindfulness

Escuchar el cuerpo en movimiento y poner plena atención al mismo nos ayuda a conocernos mejor y a aceptar lo que somos.

El yin y el yang aplicado a biodanza Javier de la Sen

Desarrolla las cualidades masculinas y femeninas. La sexualidad sin el pleno dominio de esta dualidad es una parodia, un potencial vacío de contenido. Biodanza Javier de la Sen desarrolla fuerza interior, aplomo, firmeza, seguridad, admiración, presencia, discernimiento y protección en lo yang; y sensibilidad, delicadeza, ternura, entrega, dejarse llevar, cuidar y cuidarse en lo yin.

Los cinco elementos aplicados a biodanza Javier de la Sen

El dominio de las cualidades yin y yang son la base para el equilibra los cinco elementos: tierra. aire, agua, fuego y éter o conciencia. El profesor con un gran dominio de biodanza Javier de la Sen detecta los elementos que sus alumnos tienen en exceso o en defecto, y mediante propuestas psicomotrices específicas y músicas precisas armoniza cuerpo, mente, emociones y conciencia. 

El diagrama cuántico aplicado a biodanza Javier de la Sen

Esta herramienta ayuda a los alumnos a tomar la dirección adecuada en sus vidas para alcanzar los objetivos que desean. Permite dar saltos cuánticos en el desarrollo personal. El diagrama cuántico también está  asociado a la estructura de la personalidad, salir de la víctima, del crítico, del “salvavidas” o de la creencia en la suerte que no llega pasa porque el alumno comprenda la “prisión mental” en la que se encuentra y tome la salida adecuada.

Las figuras del héroe, el conciliador, el enlazador y el homo

Es necesario conocer la estructura de la personalidad que se manifiesta en el modo de movernos, de hablar y de pensar que aparecen al realizar la sesión de biodanza. Nuestra personalidad está asociada a los papeles a los que jugamos. Para podernos liberar de estos roles es necesario sacar a nuestro héroe interior (integración masculino femenino y cinco elementos), conciliar las partes internas en conflicto, formular adecuadamente lo que queremos lograr y dar el salto cuántico hacia lo que hasta hoy se nos resistía.

El inconsciente del origen

Biodanza Javier de la Sen al hacer consciente lo inconsciente y al integrar no solo la dualidad masculino femenino, sino cualquier dualidad emocional en la que los alumnos se quedan bloqueados: miedo, odio, frustración, control, etc. conduce a los alumnos a su verdadera identidad, al sí mismo, al Selbst, del que a día de hoy no son conscientes.

El Sistema de Biodanza Rolando Toro 

Biodanza Javier de la Sen toma de Biodanza Rolando Toro sus bases y fundamentos, dado que Javier de la Sen se formó dos veces como profesor facilitador durante seis años y luego después como Profesor Didacta de Biodanza directamente con Rolando Toro Araneda.

Por eso mismo, Biodanza Javier de la Sen integra música, movimiento y acción, las ocho fases de la sesión de biodanza, las cinco líneas de vivencia, los ecofactores positivos, los siete poderes de biodanza: la música integradora, los ejercicios de biodanza, la vivencia, la caricia, el trance, la expansión de la conciencia y el grupo. 

De este modo, Biodanza Javier de al Sen, viene a ser una evolución de Biodanza Rolando Toro. La vida es evolución y biodanza, la danza de la vida también evoluciona. Es importante que las cosas mejoren y evolucionen, y lo hagan conociendo en profundidad los fundamentos e integrando nuevas herramientas y corrientes psicológicas.

¡Anímate a probar esta biodanza y descubre todas sus aplicaciones!

¡Lleva Biodanza Javier de la Sen al mundo de la educación, de la empresa, del desarrollo personal y del autoconocimiento y consigue una nueva profesión!

 

¿Qué opinan de la Biodanza Javier de la Sen nuestros alumnos?

Me parece realmente buena la documentación entregada y sobre todo el sistema de ejercicios y música. También la estructuración a la hora de elaborar las clases, con el sistema de curvas, fases, niveles, etc. En mi caso particular es una gran herramienta complementaria a mi formación terapéutica. El aspecto económico me parece correcto (valorado el trabajo que lleva esto y sobre todo el material entregado) y sobre todo valorar el trabajo de Javier y su capacidad de llevar adelante todo esto con tanta claridad, entrega y fuerza y la manera de promocionarlo y extenderlo.»

David Miravet Huget (Psicopedagogo y terapeuta gestalt) – Castellón

«El curso de formación me ha parecido muy enriquecedor a nivel personal. Camino de otra forma a nivel físico y eso de alguna manera te hace cambiar la forma de moverte por la vida. Los exámenes prácticos son fundamentales y es donde más he aprendido. Ha sido un grupo con un nivel de esfuerzo alto, muy comprometido y donde me he sentido muy arropado. El profesor ha sabido dirigir y también reconducir temas que a veces se planteaban y no conducían a ningún sitio. Recomiendo la formación.»

Ángel Pan Aguilera (Administrativo e informático) – Málaga

El curso de formación de Biodanza ha sido transformador a nivel personal y creo que las profundidades a las que ha llegado el cambio y la transmutación están todavía por ver. Gracias a Biodanza espero y siento haberme hecho básicamente más humana. Mis planteamientos de vida han cambiado y ahora vivo la vida más desde la conexión con el sentir. Me ha devuelto la alegría y el afecto que tanto necesitaba. Creo que voy a vivir la vida que realmente me pertenece a partir de ahora. Ojalá sea capaz de ayudar a la gente a que pueda vivir este cambio en su interior.

Ángela Andueza Munduate (Profesora de Yoga y terapeuta) – Madrid

«A nivel personal el curso ha supuesto una mejora en mi integración emocional y el descubrimiento de alguna faceta de mi personalidad que me resultaba desconocida o «ajena» y no reconocida como propia. A nivel profesional conocer de primera mano la Biodanza y tener un conocimiento para usarla como recurso muy útil en el trabajo que desarrollo actualmente.»

José de Zor García Martínez (Profesor de PNL y naturópata) – Madrid

«Los dos últimos meses han sido para mi los más transformadores. Quizás el curso ha sido igual de potente desde el principio, pero yo los cambios los he notado hacia el final. La parte teórica es densa y completa, herramienta fundamental en la formación y seguirá siendo manual de referencia cuando empiece yo a ser profe. Las músicas son muy variadas. Los exámenes son FUNDAMENTALES. La BIODANZA es sanadora del ALMA.

Sandra Mena Casa (Comercial) – Madrid

«Estoy muy contenta por haber hecho la formación en el nuevo sistema de Javier de la Sen, ya que ha hecho aportaciones muy interesantes al clásico sistema de Rolando Toro. Esta mucho más actualizado y es más accesible con el programa que ha creado para una búsqueda más rápida de los ejercicios y las músicas de las sesiones de biodanza. Y haber hecho la formación en este tiempo récord me parece más cómodo y más asequible. Para los tiempos que corren, ahora todo va más rápido, aprendemos muy deprisa y estamos mucho más capacitados y abiertos para evolucionar con la vida, no creo que sean necesarios tantos años de formación. Como profesora de danza puedo decir que he aprendido enseñando.»

Laura Biedma (Profesora de Danza y actriz) – Madrid

«Yo entré en el mundo de la biodanza por pura intuición, jamás había asistido a una clase, ni sabía de qué iba pero busqué información en internet y me interesó mucho el proceso, sospechaba y ciertamente no me equivoqué que podría ser una manera de desprogramar hábitos subconscientes que nos entorpecen en nuestro camino hacia la autorrealización, y fue por este motivo que comencé, bueno por este motivo y porque había dentro de mí una voz gritando: “hazlo”. Cuando comencé el curso me sorprendió con la rapidez y eficacia con la que empecé a conectarme con los ritmos propios de la vida, sentía el latir de la Tierra a mi alrededor y bajo mis pies, empecé a sentir ritmo en el viento, y en la lluvia y empecé a notar mi ritmo interno y cómo lo exteriorizaba, o no. También he recuperado parte la espontaneidad perdida con los años y la alegría y el gusto por la vida en general y por las personas en particular. Pero esto sólo fue el principio, pasé por un proceso de desidentificación con mis máscaras, cayeron algunas al suelo y de repente sentí en lo más profundo de mi ser, que pasase lo que pasase, si tenía éxito (el tan perseguido éxito profesional) en la vida, hiciese lo que hiciese, fuese una reputadísima terapeuta o me dedicase a mi familia y a mi casa exclusivamente, seguiría siendo yo misma y me sentía profundamente feliz y liberada por ello, y al liberarme entraron proyectos nuevos en mi mente y ganas de compartir desde el centro de mi ser lo que sé, lo que soy, en todo esto estoy recuperándome a mí misma, estoy recuperando mi verdadera identidad, unida, esta vez sí a la vida y a la gente que me rodea, desde el amor y desde la más pura comprensión de la vida.»

Elisabeth Fernández (Alumna en formación on line) – bustia@elisabet.cat

«A nivel personal he encontrado lo que venía buscando, una herramienta de crecimiento personal que sin duda ha sido más potente de lo que me imaginaba. Me he dado cuenta de muchas cosas, y por eso mi sincero agradecimiento a la Biodanza, al grupo y al «profe», (también a los exámenes). Los contenidos teóricos, la forma que hemos tenido de trabajarlos en la práctica, los materiales de trabajo de la presencia y el programa de músicas y ejercicios me parece que son muy buenos, con un gran trabajo de fondo y un trabajo humano que desde el principio me engancharon. Los meses de aprendizaje de este curso son una buena base, unos buenos cimientos para levantar ahora el resto del «castillo».

Elisa Reyero Díez (Terapeuta ocupacional) – León

«Antes de apuntarme fui “investigando” similitudes, diferencias, ventajas o desventajas, que para mi supondría formarme en un sistema o en otro. Finalmente me decanté por el Sistema Javier de la Sen por la transparencia, innovaciones, novedades, mejoras… y en definitiva por mi sensación interior. Sentia de alguna manera mas afinidad por este sistema y a día de hoy, satisfecha con la formación y la profesionalidad del profesor, y por su actitud revolucionaria para crear esta nueva visión de hacer Biodanza adaptada a esta nueva era. Agradezco la facilidad y adaptabilidad de la formación, y la riqueza que ello ha supuesto como una nueva forma de entender la vida.»

Olga Paredes del Prado (Educadora Social) – Madrid

«El curso me ha encantado tanto a nivel personal como didáctico. Ha sido un verdadero crecimiento y transformación personal. La evaluación exhaustiva y perfeccionista del profesor me ha hecho comprometerme conmigo misma e ir un poquito más allá en el día a día. Doy las gracias a todo mi grupo que he encontrado en cada uno de ellos partes de mí y a mi maestro que me ha llevado a conseguir AMAR la BIODANZA. El encuentro con él fue el principio en el descubrimiento de mi verdadero ser y transcender en la vida.»

María Jesús Esquilas Martín (Life Coach) – Valladolid

«Mi valoración personal del curso se resume en dos palabras IM- PRESIONANTE. He encontrado un grupo genial, gente con ganas de caminar en la vida de una manera diferente a la habitual, con alegría y amor. Unas herramientas fantásticas para completar mi formación y mi trabajo personal, un montón de ideas, planes, proyectos e ilusión. A nivel personal me siento crecida, transformada y reconstruida desde el cuerpo. En paz conmigo misma. A nivel profesional enreiquecida y como alumna valorada y querida.»

Dolores Castro Galeote (Terapeuta) – Segovia

«Personalmente ha sido un trabajo duro y gratificante, han salido cosas que tenía ocultas y las he descubierto en Biodanza. El contacto a nivel grupo ha sido de armonía y de sentir lo que el otro sentía desde el alma. Desde que conocí este taller la presencia ha estado presente en mí. He tenido bastante lucha interna con mi Yo, mejor con mi «Ego», que ha sido como un maestro para mí. El contenido del curso es bastante completo. Espero y creo que la Biodanza será mi escenario más de vida, donde pueda colocar en un lugar que sirva para ayudar a los demás.»

Mercedes Peña Marín (Administrativa) – Madrid

«A nivel formativo me ha parecido un curso buenísimo, porque tanto los apuntes como el programa de músicas y ejercicios son herramientas muy útiles. Los exámenes pese a que han sido un poco estresantes ha merecido muchísimo la pena. Creo que me voy muy bien formada gracias a ellos, no hubiera estudiado tanto si no hubiera sido algo obligatorio. Las prácticas en clase me han parecido fundamentales e imprescindibles para poder soltarnos como profesores. A nivel personal es como de los más representativos que he hecho. He aprendido muchísimo de mí misma y también sobre el trabajo en grupo. He limpiado mucha suciedad mental que tenía. Se han vivido momentos que serán inolvidables y muy constructivos.»

Natalia Ramos Prieto (Abogada) – Sevilla

«No tenía ni idea de lo que en realidad perseguía hasta la iniciación de esta FORMACIÓN. Biodanza ahora mismo para mi es MUCHO, es TODO, es muy INTENSO. Me acoge, me acuna, me hace centrar y reflexionar, es conocimiento, estudio, un punto de apoyo para crecer muchísimo a nivel personal. Biodanza es la posibilidad de «ser mejor» por ser y por mejorar. Estos meses han volado, se quedan cortos, lo que he sentido es muy amplio, desde el acojone hasta el goce máximo, desde el permiso para estar melancólico si ha de ser, hasta reír a carcajadas con los compañeros. De cada persona me llevo MUCHO, en cada sesión una puerta consciente abierta al siguiente escalón de un aprendizaje infinito. Me siento agradecida y me encanta sentir tanto Amor por los demás y por la BIODANZA.»
Natalia Álvarez Viñas (Profesora de teatro) – Guadalajara

Javier de la SenOpiniones Alumnos Biodanza Javier de la Sen